Vivir desde el corazón

Un latido Universal… Un Latido del Corazón…

Ya hace tiempo que el corazón está tomando una importancia generosa en mi vida. Por distintos medios, por distintos canales y con distintas señales, todo me dice que debo hacerle caso a mi corazón.

Y para rematarlo, en las últimas semanas, llega a mis manos el documental de Joan Muñoz,  Un Latido Universal (ULU),  recomendado por otro Joan, mi amigo sabio. Y lo vi. Y me encantó. Y me llegó al alma, y al corazón. Todo me resonaba, TODO. Los testimonios, las experiencias vitales, la manera de verlo, de explicarlo… Y no sé cómo, pero llegué a la conclusión de que yo también podía estar ahí, en el documental, como un testimonio más, pero sin ser famosa.

Y volví a verlo, dos veces más. Y después fui al cine de nuevo. Y cada vez me gusta más y lo siento más cercano. Es como si estuvieran hablando de mi, de las cosas que me han pasado, de cómo me han sucedido y de cómo me siento después de empezar a hacerle caso a mi corazón.

Es verdad que no sé muy bien en qué momento hice ese clic, pero lo hice. Y me queda aún mucho camino por recorrer, pero sé que estoy ahí. Y me encanta.

Una vez decides vivir así, ya no hay vuelta atrás. Es así, no me preguntéis porqué, pero es tan cierto que incluso asusta un poco.

Y piensas… ¿Qué he hecho hasta ahora? ¿Cómo estaba viviendo? ¿Cómo he llegado hasta aquí? La verdad es que no me arrepiento de nada de lo que he hecho. Es cierto que hay cosas y situaciones que no volvería a repetir, pero también han sido un aprendizaje, un camino para llegar hasta aquí.

Cuando te das cuenta de que tú puedes elegir cómo vas a vivir tu vida, todo cambia, todo se transforma y te entra un chute de energía que te hace ir “enchufada” todo el tiempo. Y entonces empiezan a pasar cosas.

“Yo vivo la magia. Y esa magia, a veces, te da alas. Y puedes volar. “ Y es así: cuando tu conectas el corazón con tu propósito vital, el mundo conspira para que las cosas fluyan. Todo el poder del universo está trabajando para ti. Y lo ves… ese “bendito flow” que hace que las cosas sucedan, que todo se alinee y que aceptes que, ocurra lo que ocurra, estará bien. Porqué es así como tiene que pasar.

Y es verdad que, o te cambias tu por dentro, o no esperes que el mundo vaya a cambiar. Sin embargo, cuando tu empiezas a cambiar, todo a tu alrededor se transforma.  Y esa sensación es espectacular.  La gente a veces te dice que “qué te has fumado?”, porque no creen posible que vayas todo el día con la sonrisa en la boca, agradeciendo lo que tienes y diciendo que “pase lo que pase, no importa”.

Se trata de encontrar lo que da sentido a tu vida, eso que te apasiona, eso que te hace sentir. Yo no sé si lo he encontrado, pero solo pensar que estoy en ese camino, ya me flipo.

Alguien dice en la película que vivir desde el corazón es el paso que tenemos que dar como humanidad. Imaginaros si todo el mundo viviera así, haciendo caso a su corazón. Y que los responsables y las personas que mandan,   también lo hicieran. El mundo se transformaría a mejor, no tengo ninguna duda.

Así que, además de recomendaros que veáis el documental, os animo que empecéis a probar a hacerle caso a vuestro corazón. Lo vais a flipar!

La frase que más le gusta a Joan, al mío,  es : “Tu corazón es libre. Ten el valor de hacerle caso” Así de simple, así de sencillo. Lo es, de verdad que sí.

Mònica