Los beneficios de la meditación o mindfulness

¿Conoces los beneficios de incorporar el hábito de la meditación? Hace años que medito; lo incorporé como herramienta en mi vida hace muchos años para acallar la intensidad de mis pensamientos e incrementar la conexión con lo que yo denomino la observadora o el observador. Esa inteligencia que somos más allá de nuestros pensamientos, que es capaz de observarlos e incluso de modificarlos. Desde los primeros días de iniciarte en la práctica de la meditación, puedes sentir los cambios que se producen en tu nivel de consciencia, en tu estado de ánimo, en tus emociones, incluso en tu cuerpo físico. La práctica diaria de la meditación nos proporciona unos beneficios increíbles tanto a corto como a largo plazo. Además, nos dota de mayores recursos personales para afrontar las diferentes circunstancias vitales que se nos presentan a lo largo del día. No hay nada que una mente serena no afronte con mayor grado de éxito. Vivir en el momento presente es uno de los mayores retos en la sociedad actual.

Éstas son las bases para cultivar la conciencia plena, según el Estudio sobre los efectos en la meditación en la reducción del estrés, de Jon Kabat-Zinn, de la Universidad de Massachusetts:

1- Vive tu vida momento a momento. Cada instante es único y aporta algo distinto al anterior. Vívelo sin dejarlo escapar pensando en fantasías sobre el futuro o en revivir recuerdos del pasado.

2- No juzgues tanto, no te juzgues. Liberarnos de la tensión emocional que producen los juicios que emitimos, nos permite vivir los acontecimientos con cierta imparcialidad, sin condicionamientos y sin carga emocional.

3- Confía en tus capacidades, en tu sabiduría y en tus recursos. En la mediad que empieces a ser tú mismo y puedas expresar libremente aquello que en realidad ya eres en esencia,  incrementarás la confianza en ti mismo, la apertura de corazón, la satisfacción personal y por tanto la felicidad.

4- Cultiva la mente de principiante, abierta, interesada. Cuando tenemos suficiente curiosidad para ver el momento presente como algo nuevo, sin vincularlo a experiencias del pasado, cada circunstancia es una oportunidad de aprendizaje. 

5- No busques solo resultados, fíjate en el proceso e intenta hacer cada cosa lo mejor que puedas.  Mantén  tú mente centrada en el proceso, pues es allí donde se crean las causas y se realizan las acciones que te permiten alcanzar tus objetivos. 

6- Acepta la realidad como es, conoce tus límites y aprende a soltar. Solo aceptando las cosas podemos transformarlas. No te identifiques con tus límites, ni limites a otros. Conoce tu realidad. Permítete ser y permite que los demás sean tal como son, no depende de ti cambiarlos. Aceptar no implica conformarse. Aprende a distinguir aquello que es susceptible de transformación.

7- Cuidate, trátate con amor y cariño. La práctica de la conciencia plena implica establecer una relación contigo mismo basada en la flexibilidad mental que comporta, aceptación, amor, apertura, paciencia y diligencia con objeto de transformar la relación contigo mismo y con tu entorno.

Recuerda mantener presentes estos conceptos en la práctica de tu meditación y en tu día a día. Observa como casi sin darte cuenta, se diluyen los conflictos, la tensión, el estrés y, tu vida poco a poco se va transformando en aquello que siempre has deseado.

Si nunca has meditado y no sabes cómo empezar, dedica 2 minutos a rellenar este CUESTIONARIO y te enviaremos unas meditaciones guiadas de regalo para que te inicies.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *