Cuando te apasiona lo que haces

Hay días en que mi trabajo me nutre de tal manera que solo puedo sentir agradecimiento. En esos momentos, una sensación de infinita plenitud me invade y tengo la certeza absoluta que estoy donde quiero estar, haciendo lo más me apasiona. Por fortuna para mi, esos momentos son cada vez más frecuentes y me permiten recorrer un camino lleno de aprendizaje.

El pasado jueves durante la ponencia “ Inspiració per a dones emprenedores” que organizó la Xarxa de dones emprenedores de Sant Cugat, fue uno de esos días en los que la satisfacción personal por todo el agradecimiento y reconocimiento recibido fue un regalo inesperado, que incrementa con creces las ya muchas satisfacciones que me aporta mi trabajo. Un trabajo que consiste en compartir, acompañar y apoyar a otras personas a recorrer un camino, su camino y hacerlo desde el corazón.

 

Un gran grupo de mujeres emprendedoras que día a día, se lanzan al mundo con sus proyectos, sus ideas, sus ganas de emprender y hacer aquello que las apasiona. De convertir todo eso en su modo de vida, un modo de vida que les permita expresar lo que son y disfrutar tanto de su trabajo como de su vida personal. La Xarxa de dones emprenedores de Sant Cugat ha creado un espacio donde compartir todo eso, donde encontrar apoyos, crear sinergias y vínculos que nos nutran como mujeres y como emprendedoras. Y eso hicimos: durante la ponencia compartí algunos recursos que nos permiten elevar el nivel de conciencia, qué hacemos, cómo lo hacemos y cómo podemos mantener la motivación cada día.

Tras la ponencia, cada una de ellas compartió lo que hace y lo que les apasiona de su trabajo. Todas pudimos sentir la emoción en sus palabras. Mientras entre todas formamos una “xarxa” como reconocimiento a la XDESC una “xarxa” que nos une y nos sostiene, que surge desde nosotras y para nosotras. En el taller que realizamos tras la ponencia, tuvimos tiempo de practicar y reflexionar sobre qué parte nos gusta más del trabajo, cual nos satisface más o cual surge de forma natural y por supuesto qué cosas podríamos incorporar o mejorar.

 

 

También observamos como es nuestra energía a lo largo del día y como nos ayuda ser conscientes del tipo de energía disponible. Si organizamos nuestra agenda teniendo ese aspecto en cuenta, es mucho más efectiva. Por ejemplo por la mañana mi energía suele ser mucho más física, a mediodía más mental y al atardecer mucho más emocional, lo que me resulta genial para la parte más creativa de mi trabajo. Si distribuimos nuestras tareas diarias en función de la cantidad o calidad de energía que necesitamos, nos evitaremos tener que realizar tareas con el depósito energético en reserva.

A todo eso le aplicamos la fórmula que nos permite utilizar todo nuestro potencial y la aderezamos con mi ingrediente mágico preferido, que es la conciencia. Cualquier cosa que hagamos de modo consciente no solo nos va a resultar más efectivo. Además nos permite calibrar, equilibrar e incorporar aquello que sea necesario en cada situación.

 

 

Fue una tarde llena de aprendizaje, amabilidad y conexión. Compartiendo con muchas mujeres como Inez del Prado, que ha hecho de su pasión por la fotografía su modo de vida y que captó la esencia de esa tarde en las imágenes que estáis viendo. Son todas tan bonitas que nos ha costado mucho decidir cual incluir, no queremos que os perdáis ninguno de esos momentos, así que pronto las podréis ver en un magnifico video que estamos preparando.

Como veis me gusta tanto mi trabajo que a veces pienso que no me jubilaré en la vida, pues ya forma parte de quien soy!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *