Sueños que se hacen realidad

Ayer fue un día mágico. Lleno de reencuentros, abrazos y reconocimiento. Ayer un sueño se hizo realidad, el sueño de una mujer que se levantó un día pensando que Barcelona podía tener un centro maggie’s.

Rosy Williams, una mujer escocesa viviendo en Barcelona que contagió su sueño a otras dos mujeres Mónica Sans y Piluca Peris. Juntas iniciamos un viaje que ha durado diez años, hasta conseguir que el proyecto sea una realidad. Un viaje de despacho en despacho, reuniéndonos con todo aquel que quería escucharnos y así poder contagiarles nuestro sueño.

Ayer en la rueda de prensa, casi no podía contener la emoción, cuando Benedetta Tagliabue explicó como tres mujeres se presentaron en su despacho, cargadas de sonrisas, esperanzas y pasión. Se enamoró del proyecto al instante. Ella junto a Joan Callis y todo el equipo de EMBT han sido un apoyo incondicional y de una generosidad abrumadora, al diseñar el edificio que acogerá el centro.

Siempre fiel a la visión de Maggie Keswick Jencks, creadora del primer centro de caring cáncer en 1996, con tal éxito que transformó la cara del cáncer en Escocia e Inglaterra. Creó la fundación maggie’s centres que actualmente cuenta con casi 20 centros abiertos en todo Reino Unido. Su legado ha sido nuestra inspiración. En nuestro primer encuentro con Laura Lee, supimos que caminaríamos de la mano y que nos guiarían durante el camino. Sara Beard, con su alegría y buen humor, se ocupó de que siempre fuera así, incluso en los momentos más difíciles.

 

 

Solo puedo decir gracias a todas esas personas que reunión tras reunión, han ido apoyándonos y apoyando el proyecto. Infinidad de personas que han estado a nuestro lado durante años, compartiendo cada paso, cada avance, cada pequeño éxito como propio. Personas como Marc Tintoré, que ha sido clave para el equipo o Mireia Barreras que diseñó los magníficos dossiers con los que presentamos el proyecto. Las fotografías de Verónica Gran, que captó la esencia maggie’s en aquel fantástico viaje que hicimos para conocer a la Duquesa de Cornualles, Camila Parker, presidenta de la fundación maggie’s. Acto al que asistieron todos los miembros del equipo y del patronato: Alfonso Rodés, Nacho Mercader y German Castejón, de lo que por aquel entonces todavía era maggie’s Barcelona.

La lista de personas sigue y sigue y es imposible nombrarlos a todos, han sido tantos y ayer estaban prácticamente todas ellos. El Dr. Soler, entonces director médico de Sant Pau nos abrió las puertas sin pensarlo dos veces y sugirió un viaje a Escocia con algunos miembros de la Fundación Sant Pau. En ese viaje Jordi Bachs y Agustí Grau, quedaron asombrados de los centros maggie’s y el magnífico trabajo que realizaban. Todavía recuerdo sus palabras al salir del centro de Dundee – “Sant Pau necesita un centro maggie’s y vamos a hacer todo lo posible para conseguirlo”.

También ha sido, para muchos de nosotros un camino de aceptación por la pérdida de seres queridos. Prácticamente todos los que estamos involucrados en este proyecto hemos perdido a alguien muy cercano y querido. Como Joana Alemany, una persona muy especial y querida para todas nosotras, que formó parte del equipo durante tres años, antes de fallecer de cáncer en el año 2011.

El cáncer que actualmente afecta a 1 de cada 3 personas, cada vez es más crónico y menos mortal, aunque sigue teniendo un impacto muy fuerte sobre la persona y su entorno. Recibir el diagnóstico de cáncer es demoledor, es comparable a estar en primera línea de fuego. Nosotros lo sabemos y hemos aprendido que con apoyo se puede vivir de otro modo, desde otra perspectiva. Se puede vivir con cáncer!

Esto es lo que pretendemos con la creación de este centro, que aquí se llamará Kàlida y que gracias al impulso de la Fundación Nous Cims pronto abrirá sus puertas a todo aquel que lo necesite, sin importar si eres quién tiene cáncer, eres un familiar o de qué hospital vienes. Estará abierto a todas aquellas personas que lo necesiten, sin pedir cita previa, sin dar explicaciones y totalmente gratuito. Solo te preguntarán:¿En que podemos ayudarte?

Todos los logros tienen una historia detrás y ésta es parte de la nuestra. Una historia llena de confianza, generosidad, voluntad y amor hacia las personas. Ahora el proyecto tiene alas propias, es hora de dejar que vuele por si mismo. Sabiendo que siempre seguiremos a su lado, disfrutando de ver como los sueños se hacen realidad para todos!

2 comments

  1. Ejemplos como este inspiran y dan esperanza de todo lo bueno que tiene el ser humano. Felicidades por vuestra gran aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *